domingo, 16 de agosto de 2015

Jugando con zapatos

Así ha sido una de mis últimas sesiones de musicoterapia: Jugando con zapatos. Y es que... los zapatos a veces pueden portarse muy mal, y hay que reñirles, cantarles enfadados, ponerlos en un rincón a pensar... todo para lograr los objetivos propuestos y darnos cuenta de que el cambio de rol puede ser muy divertido. Si además lo hacemos utilizando la música como medio todo es aún mejor.


El juego es una herramienta esencial para el aprendizaje del niño/a, y a veces nos complicamos demasiado buscando muchos juegos e instrumentos diferentes que sirvan para desarrollar al niño/a cuando la realidad es que lo más sencillo sirve. Como por ejemplo utilizar los zapatos que llevamos puestos. Todo depende de la intención con el que se utilicen y de la imaginación claro ;)

En musicoterapia no sólo se utilizan instrumentos musicales como tal para alcanzar los objetivos propuestos, sino que a veces se utilizan otros objetos cotidianos para que formen parte del quehacer musical como los de este ejemplo. En esta sesión los zapatos fueron los protagonistas: A ellos se les canta, se baila a su alrededor, se tocan otros instrumentos, se les utiliza también como emisores, etc. 

Los zapatos se cayeron de los pies de la niña con la que estaba trabajando. Desde ahí vimos que a veces se portaban mal porque se rompían, hacían daño o apestaban, por lo que comenzamos a reñirles con música y a construir la sesión buscando sonidos contentos, tristes y cabreados para seguir poniéndoles caras a lo que vamos descubriendo con ellos. Así, se ha comenzado a trabajar (entre otros objetivos), el reconocimiento y expresión de emociones a través de la terapia musical.

Considero que, tras escuchar a la persona con la que vas a trabajar, siempre que se tengan claro los objetivos y domines las herramientas (en este caso la música), estarás haciendo una labor terapéutica útil, válida y adecuada para ese usuario o grupo. Sin importar los objetos con los que trabajes. Construir e improvisar la historia que se desarrolla en la sesión entre el usuario y el terapeuta y crear la música que la va a acompañar es una labor muy interesante, que ayudará además a desarrollar la expresión y creatividad durante la sesión.

¿Y vosotros qué opináis? ¿Estáis de acuerdo con que son igual de válidos los objetos cotidianos que los instrumentos musicales en una sesión de musicoterapia siempre que tengas claro los objetivos, el medio con el que estás trabajando y escuches al usuario?


Imagen

miércoles, 5 de agosto de 2015

¿Te atreves a soñar?

Si te preguntaras a ti mismo como quieres que sea tu futuro... ¿Qué responderías? Atrévete a soñar de nuevo, a desafiar tanto a tu zona de confort como a tus miedos, y experimenta hasta que logres hacer tus sueños realidad.
¿Y hoy? ¿Te atreves a soñar?

miércoles, 23 de julio de 2014

¡Feliz día del musicoterapeuta!


Os deseo un feliz día del musicoterapeuta a todos los compañeros y compañeras de profesión y a todos aquellos que siguen pensando que es posible y efectivo que un profesional utilice la música y sus elementos como un herramienta para mejorar la calidad de vida de las personas.
Espero que algún día no muy lejano logremos cambiar la imagen que se sigue teniendo del musicoterapeuta en nuestro país.
¡Feliz día!



domingo, 8 de junio de 2014

¿Tocar la batería te hacer mejor estudiante?

¿Si tocas la batería sacarás mejores notas en la etapa educativa? ¿Mediante la batería se puede educar de una forma más beneficiosa? ¿Podemos conseguir llegar a una madurez creativa y una mejor concentración utilizando este instrumento? En esta entrada intentaré comenzar a responder a alguna de estas preguntas


Las personas que aparecen en este vídeo parecen tener claro que el aprendizaje de polirritmias (varios ritmos diferentes a la vez) con la batería, trae consigo importantes beneficios escolares y personales. ¿Estos beneficios se producen con solo tocar la batería? "Los polirritmos pueden estimular partes del cerebro que ayudan a concentrarse" dicen en el vídeo, por lo que quizás este desarrollo cerebral no se consiga únicamente con el uso de la batería.
Os dejo con el vídeo para que reflexionéis. ¿Vosotros qué creéis?

 


En mi opinión, este "entrenamiento cerebral" se desarrolla al tocar cualquier instrumento musical, ya que tocar un instrumento incluye diferentes actividades simultáneas: Concentración, buena posición corporal, lectura de una partitura (o recordarla), escucha activa (¿está afinado/ es correcto lo que toco?), pulso constante... Tocar un instrumento musical es muy beneficioso para cualquier persona que sea capaz de aventurarse en un mundo musical muy gratificante, pero que debido a su dificultad requiere una dedicación importante.

domingo, 26 de enero de 2014

Mi experiencia en las aulas hospitalarias (opinión)

El jueves fue el primer día que estuve en las aulas hospitalarias para hacer música con y para los niñ@s, familiares y profesionales del hospital. En esta entrada os resumo lo que pude observar y mi opinión sobre el uso de la música para niñ@s (de forma educativa y/o terapéutica) en los hospitales. 

El jueves mi amigo Ángel y yo fuimos como "profes" de  música. Teníamos que hacer dos sesiones/clases: Una para la sala de adaptación al medio, y otra para el aula hospitalaria.
Un hospital... para un niño y para muchos adultos es un sitio que da mucho miedo... y más si tenemos que vivir en él durante un tiempo: ruidos molestos, pruebas y operaciones molestas, gente extraña que entra y sale...
¿Qué ves en esta imagen? Yo veo un vaquero que galopaba por el desierto cantando. 
Cuánto me gustaría que se pudiera utilizar más el "poder" de la música en el ámbito hospitalario. 
Donde la música de cada día está formada por los ruidos de un montón de máquinas y del propio silencio.

Cuando entramos a la sala de adaptación al medio casi podría decir que sentía una enorme ansiedad y miedo en el ambiente: niñ@s con sus madres a punto de entrar a quirófano. Me llamó la atención la diferencia en el lenguaje corporal de los niños al comenzar y al acabar la sesión: Al final de la misma se mostraban más relajados y despreocupados que al comenzar. Tuvieron momentos de enormes sonrisas y de gran participación a través de percusiones corporales, instrumentales y vocales. Estas sonrisas y relajación de la que hablo, forman uno de los grandes beneficios que puede aportar la música antes de una operación.

viernes, 17 de enero de 2014

Música en nuestras calles: Cada vez más difícil

En nuestra sociedad cada vez censuran más la música. Multas por tocar en la calle o pedir cárcel por ensayar en casa con el piano en horario permitido son sólo algunos de los ejemplos. En esta entrada os presento un vídeo con cámara oculta de uno de los grupos que se presentaron a las pruebas para tocar en las calles de Madrid. Si no consiguen el ansiado permiso, legalmente no podrán tocar en la calle.

Limitar el "ruido de la zona" (según europapress.es y otras fuentes) es uno de los objetivos de estas pruebas de idoneidad para músicos callejeros. Da igual que tengas títulos musicales o que hayas vivido de tocar en la calle durante varios años: Todos tienen que pasar esta prueba para poder tocar en la calle, sin saber exactamente qué criterios se van a seguir para la evaluación ni las características de los examinadores.

En el vídeo que os muestro a continuación, "Potato Omelette Band" (un dúo que realizó el casting para tocar en las calles del centro de Madrid) nos muestra mediante cámara oculta cómo fue la realización de su prueba. Tomando como base la canción "No hay nadie como tú" de calle 13, modifican la letra para criticar el supuesto retroceso que está tomando la ciudad.




domingo, 12 de enero de 2014

Super Antonio: Sí a la inclusión

Hoy os presento con un video a mi tocayo Antonio. Un alumno con discapacidad que asiste a un colegio "ordinario" de Andalucía. Gracias a la inclusión, podemos enriquecernos en las aulas españolas de niños como él, que tiene mucho que enseñarnos a todos.

En estos tiempos donde la sociedad en general y la educación en particular están cambiando tanto, es necesario que nos paremos a contemplar y a pensar en algunas de las cosas que hemos logrado después de muchos años. Una de estas cosas es la inclusión de niños de "necesidades educativas especiales" en las aulas "ordinarias" españolas. Alumnos como Antonio enriquecen enormemente la educación de todos los alumnos de este colegio de Andalucía y de los profesores. A veces aprendemos más de los que aparentemente no tienen nada que enseñarnos.
En colegios inclusivos, podemos ver un trocito de la realidad multicultural que tenemos a nuestra disposición en la sociedad del siglo XXI. Una realidad que estaríamos sesgando y eliminando si seleccionáramos a los alumnos que entran o salen de cada aula y cada centro. Por eso, os animo en que sigais confiando en la inclusión de estos alumnos (en la medida de lo posible) en los colegios españoles.
Gracias a Antonio, sus compis, maestr@s y a su colegio por brindarnos la oportunidad de conocer un poco mejor algunas de las ventajas de la inclusión.
Espero que disfrutéis el vídeo.



Fuente